La tribu

“Para educar a la infancia hace falta la tribu entera”

proverbio Africano

Todos nuestros productos están fabricados en España, desde que nacen como una idea, en nuestra cabeza, hasta que se materializan. Realizamos producciones pequeñas intentando colaborar con el comercio local y que nuestros productos tengan el mínimo impacto posible con el medio ambiente.

Nos gusta jugar con la creatividad. Detrás de cada diseño verás parte de Teresa y parte de Zazu. Juntas hemos decidido poner en marcha este proyecto uniendo nuestra ilusión y creatividad. Juntando cabeza con corazón.

La Tribu Encaja es el origen, donde todo comienza.

Es el encuentro del que nace, del que ya está, del que se fue y el que está por venir.

Son las primeras vivencias, las segundas, las terceras

El refugio cuando estamos tristes, cuando estamos felices.

Es la familia que se tiene, es la familia que se elige.

Es el apoyo, la conexión, la diferencia de cada persona y su riqueza…

La Tribu Encaja es crecer juntos compartiendo conocimientos y recursos para que el camino sea más fácil.

arantxa2

Zazu Navarro

Mamífera de los valles encantados

Desde bien pequeña Zazu ha sentido interés por aspectos  sociales que le llevaron a estudiar Educación Social. Comprometida con la sociedad y dispuesta a cambiar las cosas, comenzó su andadura como educadora de personas con diversidad funcional. Después de formar una hermosa familia con Sergi, nació su pequeño Mafaldo y las cosas empezaron a cobrar sentido. ¡Todo comienza en la infancia! Embelesada por la naturalidad de la niñez se embarcó en nuevos aprendizajes que le han dado la oportunidad de formarse como guía Montessori y certificarse como educadora de familias de Disciplina Positiva. Desde entonces no ha parado de aprender sintiendo la necesidad de compartir con más personas la importancia de una educación respetuosa a través de su blog Aprendiendo con Montessori. Cree que la familia es la mejor escuela de vida. Dedica sus energías a aprender, respetar y acompañar a su propia familia. Zazu está convencida de que la educación para la paz sólo será posible si cada persona la empieza en su propio hogar.

 

 

 

teresa2

Teresa Cebrián

Cetáceo de los bosques

La ilusión de Teresa es iluminar las sonrisas de la gente que ve sus ilustraciones y lanzar a volar su imaginación partiendo desde la alegría de la niñez. En su otra profesión es diseñadora de experiencia de usuario, donde intenta que la gente que usa las aplicaciones que ella diseña quieran volver a usarlas. Gracias al duende de otoño y a Pepe, su bonita familia, puede compaginar estas dos profesiones que tienen algo en común: buscan hacer la vida de la gente más sencilla y alegre. Ése es, probablemente, el motor de su vida: poner cariño en las cosas que hace para que, mañana, todo sea un poquito mejor.